5 puntos básicos para que tu coche esté a punto para el verano.

IMG_2160

29 may 5 puntos básicos para que tu coche esté a punto para el verano.

CINCO CONSEJOS IMPRESCINDIBLES PARA GARANTIZAR LA SEGURIDAD DE NUESTRO COCHE EN LOS DESPLAZAMIENTOS DE VACACIONES

Antes de coger el coche este verano, tenemos cerciorarnos de que cumple el denominado “Triángulo de la Seguridad”, que se compone de los amortiguadores, neumáticos y frenos. Aquí desarrollamos brevemente éste y otros aspectos relacionados con el buen estado del vehículo.
1. Amortiguadores
Han de sustituirse cada 50.000 kilómetros, pero una manera sencilla de saber si están en optimas condiciones consiste en apoyarse con fuerza en el capó y, al soltarlo, si el coche recupera su posición original nos dará una buena pista del correcto funcionamiento de la amortiguación. Por el contrario, si se eleva y rebota hacia abajo, deberíamos acudir a un taller para que revise los amortiguadores.
2. Neumáticos
 
Es la altura del dibujo la que determina su buen estado, y éste ha de tener un mínimo de 1,6 milímetros. Además, las llantas no deben presentar deformaciones o golpes.
3. Frenos
 
Deberíamos cambiar el líquido de frenos, como máximo, cada dos años. Nosotros podemos comprobar si el nivel del líquido de frenos es correcto cuando esté entre el mínimo y el máximo de su marcador; en caso de no llegar al mínimo, lo aconsejable es que un profesional lo purgue, para lo cual lo tendrán que vaciar en un taller.
4. Luces
 
Es necesario contar con una iluminación correcta que garantice la seguridad propia y la del resto de los conductores, así que tenemos que asegurarnos  de que todas las luces funcionen y también de que el alineado de los faros es el adecuado. También tenemos que llevar un juego de repuesto, pues es obligatorio.
5. Refrigerante y aceite
 
Lo aconsejable, igual que el caso del líquido de frenos, es que el líquido refrigerante se mantenga entre el mínimo y el máximo, pero jamás hay que llenarlo del todo.
El nivel del aceite lo determina la varilla indicadora; si se encuentra por debajo del mínimo, añadiremos aceite siempre con el motor en frío, y siempre asegurándonos de que no sobrepase el nivel máximo.
Con estos sencillos consejos, tendremos unas vacaciones seguras